dónde comprar semillas de lino

Puedes añadir semillas de lino a tu dieta de diversas formas, hay mil formas de incorporarlas a nuestra dieta

Actualmente y dada su popularidad las puedes encontrar en algunas grandes superficies de alimentación.

Imagen de productos con lino semillas

El herbolario no te va a fallar, así como las tiendas especializadas en dietética, donde sin duda te darán algún consejo adicional.

Otra opción con una oferta completa y variada la encontrarás en el comercio online.

Cómo tomar semillas de lino

La semilla de lino es demasiado dura para consumirla cruda directamente. El proceso más efectivo y común es llenar un vaso de agua por la noche, echar dos cucharadas de semillas de lino y a la mañana siguiente en ayunas, beber el agua y las semillas con el aceite que ha diluido.

Galletas con semillas de lino

Si no utilizamos este método la dureza de la cáscara de las semillas de lino aconseja molerlas, con un molinillo de café o un procesador de alimentos y obtener una harina para cocinar o espolvorear.

Nuestra sugerencia, queda claro, para obtener los máximos beneficios para tu salud es comer una o dos cucharadas de semillas de lino diariamente. Hay mil formas de incorporarlas a nuestra dieta: añadirlas a tus galletas caseras, tostadas, ensaladas, sopas, sándwiches. Se pueden hacer muffins, pasteles y bizcochos, añadir al yogur, a batidos, al helado, a un puré de manzana, a un sinfín de recetas, en realidad se lo puedes añadir a todo lo que a ti te parezca.